Buscador de Boletines:

Comience a eliminar las toxinas ocultas en su hogar!

01 de noviembre del 2016

¿Sabías que tu hogar puede ser aun gran fuente de toxinas ocultas?

Si estás embarazada, o piensa en quedarte embarazada, es muy probable que desees deshacerte de tu casa de productos químicos tóxicos ocultos. Puede abarcar desde la alfombra y el colchón a su bolsa de cosméticos. Existen varias cosas u objetos de uso cotidiano que pueden contener toxinas asociadas con infertilidad, aborto espontáneo, partos prematuros y otras enfermedades relacionadas.

Para la mayoría de las personas en la vida llamada moderna, urge tomar medidas para evitar productos químicos específicos, y comenzar a limpiar y desintoxicar el cuerpo. Esto es importante para mujeres jóvenes que se están preparando para quedarse embarazada, y no puede enfatizarse demasiado, según la doctora Marianne Marchese, líder en medicina ambiental.

La mala noticia es que todos llevamos una carga corporal de toxinas químicas que adquirimos, primero desde la vida fetal en el vientre de la madre, luego desde el aire, los alimentos y el agua que ingerimos.

Todos estamos expuestos todos los días a un poco de esto y un poco de eso, y con el tiempo, estos productos químicos se acumulan en el organismo, si no hay una nutrición óptima con todos los ingredientes ortomoleculares.

Los productos químicos ambientales pueden reaccionar con otros tóxicos endógenos y complicar aún más las cosas.

Mientras que algunas personas tienen la facilidad biológica en limpiar estas sustancias químicas a través de su hígado, otras están genéticamente preparadas para aferrarse a ellas.

Todas las personas no reaccionan de la misma manera frente a las diversas toxinas y tóxicos. Los más vulnerables son los más golpeados. La vulnerabilidad biológica frente a las toxinas endógenas y exógenas va en aumento, visto el estilo de vida antinatural que llevamos.

En teoría, nuestros cuerpos están preparados para eliminar toxinas no deseadas. El cuerpo fue dotado de capacidad eliminativa, pero desgraciadamente hemos ido disminuyendo dicho potencial por nuestro estilo de vida y por la gran cantidad de estrés que se padece.

Una vez que estamos expuestos, las toxinas entran en el torrente sanguíneo y van al hígado, donde se metabolizan y se descomponen. Los subproductos rotos se eliminan a través del riñón, las heces y la piel. Las nuevas investigaciones muestran que ahora el cuerpo almacena toxinas en su tejido graso, órganos, huesos y células.

La mayoría de las toxinas pueden permanecer allí durante años, afectando el sistema hormonal, el sistema inmunológico y el sistema neurológico, si como el comportamiento y el área cognitivo individual.

Una noticia inquietante según la doctora que hemos citado es que los productos químicos tóxicos pueden afectar no solo el embarazo de las mujeres, sino también a su bebé, e incluso al feto.

También elle escribe: “Sabemos que la baja dosis de exposición a sustancias químicas en el medio ambiente afecta el sistema reproductivo de las mujeres. Esos productos químicos se pueden encontrar en todo, desde el agua que usamos para duchar al humo del tabaco.

-Productos químicos llamados PFC, utilizados en ropa, alfombras, muebles y productos de cuidado personal, se asocian con esperas más largas antes de lograr el embarazo.

-El mercurio que se encuentra en los peces se ha relacionado con los nacimientos pretérmino.

-Los metales pesados que se encuentran en los impresos de papel prensa y color, tintes para el cabello y enjuagues, pesticidas y fertilizantes, lápices, cosméticos y productos de limpieza para el hogar están asociados con el aborto involuntario.

Las toxinas pueden atravesar la barrera placentaria y hematoencefálica, pasando a su bebé en el útero y durante la lactancia. "La lactancia ayuda al cuerpo a excretar productos químicos", dice el Dr. Marchese. "El problema es que las toxinas entran en el bebé que recibe la leche materna".

Dr. Apollinaire Dschoutezo.

 

PINCHAR PARA ACCEDER A TODOS LOS BOLETINES