Acceso Privado

Cursos a Distancia

Cursos E-learning

Seminarios

Artículos

 


Buscador de Boletines:

Mejorar el malestar digestivo sin drogas peligrosas

01 de noviembre del 2016

Millones de personas sufren de indigestión, acidez, gas, distensión y dolor de estómago. Es sabido que los medicamentos clásicos para combatir estos males no están exentos de cierta peligrosidad.

La pregunta clave es: ¿Qué se puede hacer naturalmente para mejorar la digestión y la salud a largo plazo?

El punto clave es que la mala digestión puede causar numerosos problemas de salud, tanto en el ámbito del cuerpo como de la mente. Por lo general, el cuerpo humano es increíblemente resistente y puede resistir abusos de todo tipo durante mucho tiempo. Por supuesto, comer un Big Mac y patatas fritas para el almuerzo, pizza de pepperoni para la cena, y una pinta de helado de postre no te matará en el corto plazo. Ahora bien, una dieta pobre cargada de grasa saturada y poca o ninguna fibra puede causar muchos estragos en nuestro sistema digestivo y en la salud en general. Hay un gran número de enfermedades asociadas con la nutrición y la digestión pobres que llevan años en la retaguardia, hasta presentarse de un modo más complejo.

Se estima que algún tipo de trastorno digestivo afecta a más de 100 millones de estadounidenses. Algunos padecen estos males de un modo pasajero, mientras que otros padecen de una forma crónica.

No es lo mismo tener temporalmente durante una noche o un fin de semana una dispepsia o indigestión, que pueden causar una noche de insomnio o un día perdido de trabajo. Para algunos, la dispepsia se ha convertido en un estado crónico de incomodidad y una fuente constante de dolor, y a su vez, puede conducir a una enfermedad grave.

La nutrición como base biológica de la salud

La nutrición, la digestión, la absorción y el equilibrio bacteriano desempeñan papeles importantes en la salud gastrointestinal y en nuestra salud en general. La absorción eficiente de los nutrientes en los alimentos es una base imprescindible de la buena salud y de sentimiento de bienestar. La buena digestión permite que los nutrientes que se ingieren se descomponen y se combinan entonces de nuevo de tal manera que puedan generar nuevas células, promover la salud de cada célula, tejido, órgano y sistema.

En medicina y nutrición ortomolecular y otras formas de medicina, es también aceptado que la mala digestión es causa principal de la mayoría de las enfermedades. A pesar de que puede tomarse años para que se manifiesten sus consecuencias, una mala digestión crónica puede terminar en enfermedades graves, y en muchos de los casos, los individuos se quejan de una variedad de problemas de salud, incluyendo dolor en las articulaciones, dolor de cabeza, fatiga, indigestión, acidez o problemas estomacales.

La Nutricion Ortomolecular ofrece varios nutrientes para mejorar o revertir los varios problemas digestivos y gastrointestinales en general. Se trata de una herramienta natural frente a productos químicos no exentos de toxicidad.

 

La dispepsia

Es el término médico utilizado para la indigestión. Indigestión es el término utilizado para describir el dolor y las molestias en la parte superior del abdomen o el pecho que suele desarrollarse después de una comida. También La dispepsia es un conjunto complejo de síntomas, más que una indicación de patología específica. La dispepsia puede estar acompañada de náuseas, hinchazón abdominal, eructos o vómitos.

Las diversas causas de la dispepsia

-Esta patología puede ser causada por una enfermedad o una infección por Helicobacter pylori (H. pylori).

-También puede ser el resultado de comer demasiado o demasiado rápido, especialmente cuando nos sentimos estresados y cando en la alimentación hay alimentos ricos en grasa.

-Fumar, beber demasiado alcohol.

-Usar medicamentos que irritan el revestimiento del estómago (como los fármacos antiinflamatorios).
Fatiga y estrés crónico, que también pueden causar indigestión o empeorarla.

-El ejercicio con el estómago lleno puede causar indigestión, por lo que hay que planificar sus entrenamientos antes de una comida o al menos una hora después.

Otras causas:

Hay casos de indigestión persistente no relacionada con ninguno de estos factores. Este tipo de dispepsia, denominada dispepsia funcional o no ulcerosa, puede deberse a un problema en la acción de compresión muscular del estómago (motilidad), o por un ácido del estómago bajo o flujo biliar bajo.

Se ha asociado con la mala producción de ácido del estómago:
-El acné roséola.
-El asma.
-El cáncer gástrico.
-El eczema.
-La artritis reumatoide.
-La colitis.
-La depresión.
-La enfermedad celíaca.
-La enfermedad de Addison.
-La gastritis.
-La hepatitis.
-La osteoporosis.
-La pérdida del cabello.
-La psoriasis.
-Los cálculos biliares.
-Los trastornos autoinmunes crónicos.

La dispepsia tiene varios enfoques terapéuticos ortomoleculares en función de la etiología de la patología.

PINCHAR PARA ACCEDER A TODOS LOS BOLETINES